Cielo nocturno de Chile en verano

Publicado por Administrador en

Es de conocimiento que en el Norte del país existen alrededor de 300 noches despejadas para la observación astronómica, y sin duda, la mayor parte ocurre durante la época estival. Aunque contamos con menos horas de oscuridad para observar, esto se compensa con el hecho de que las temperaturas son más agradables durante la noche, si lo comparamos con el invierno.
A continuación, mencionaremos objetos observables en verano, tanto a la vista como en telescopio, entre los cuales, algunos irán desapareciendo hasta la próxima temporada.

Nubes de Magallanes
Son dos galaxias enanas irregulares, la mayor es conocida como la Gran Nube de Magallanes y la menor como la Pequeña Nube de Magallanes. A simple vista tienen un aspecto de manchas de color blanquecino, como nubes de verdad.
La Gran Nube de Magallanes es una galaxia satélite de la Vía Láctea, miembro del Grupo Local y se encuentra a 160.000 años luz de distancia. Es rica en gas y polvo, además tiene gran actividad de formación estelar. El objeto más evidente dentro de ella es la Nebulosa de la Tarántula.
La Pequeña Nube de Magallanes se encuentra a unos 200.000 años luz de distancia, en la Constelación de Tucana y se piensa que fue una galaxia espiral barrada distorsionada por la Vía Láctea producto de la gravedad. Además, está perdiendo gradualmente su capacidad para formar nuevas estrellas, lo que quiere decir que se extinguirá.

Las Pléyades
También se les conoce como Las Siete Hermanas, es un cúmulo estelar abierto ubicado en la Constelación de Tauro. Es uno de los cúmulos más cercanos a la Tierra y es visible a simple vista. Se encuentra a unos 440 años luz de distancia y contiene un conjunto de estrellas calientes azules y luminosas, aunque hay enanas blancas y marrones.

La Constelación de Orión
Conocida también como El Cazador, es la más grande de nuestra Vía Láctea, y su nombre fue otorgado para honrar a un cazador de la mitología griega llamado Orión. En medio de esta figura del cazador destaca el Cinturón de Orión o las Tres Marías, estrellas que reciben los nombres de Alnitak, Alnilam, y Mintaka. Otra estrella importante de esta constelación es Betelgeuse que es una supergigante roja y conforma el hombro derecho de la figura. Por otro lado, Rígel es la estrella más brillante y corresponde a una supergigante blanco azulada, conformando el talón izquierdo.
Otro objeto destacable en esta constelación es la Nebulosa de Orión localizada al sur del cinturón de Orión, en la espada de la figura, es observable a simple vista en la noche oscura y se encuentra a 1270 años luz de la Tierra.

Constelación de Tauro
Es una constelación zodiacal y una de las más antiguas reconocidas en el firmamento. Está representada por la figura de un Toro. Al sureste de ella se encuentra la Constelación de Orión lo que facilita su reconocimiento. Además, en esta región están ubicados los dos cúmulos de estrellas más conocidos: las Híades y las Pléyades. Su estrella más brillante es Aldebarán, que conforma el ojo del Toro, y corresponde a una gigante roja ubicada a 68 años luz de distancia.

Marte
Es el cuarto planeta en orden de distancia al Sol y es uno de los cinco planetas que pueden verse a simple vista en el cielo nocturno, esto debido a su distintivo color rojizo y su luminosidad. Para distinguirlo podemos fijarnos en que brilla más que las estrellas y se parece más a un disco que a un punto pequeño, al igual que los demás planetas.

Cúmulo globular 47 Tucanae
Es el segundo cúmulo globular más brillante que existe, está situado en la Constelación Tucana y se encuentra a 16.700 años luz de distancia. Se distingue por su intenso brillo y por tener un núcleo muy denso. Está formado por millones de estrellas que se mantienen unidas por gravedad.

Sirio
Es la estrella más brillante del cielo nocturno y se ubica de la Constelación del Can Mayor, por esto también es llamada la Estrella del Perro. Se trata de un sistema binario, es decir dos estrellas que orbitan entre sí, que se encuentra a 8,7 años luz de distancia del Sol. Su ubicación en el cielo es fácil, debido a su brillo y su proximidad a la Constelación de Orión.

¡Comenta esta entrada! y si te gustó, compártela en tus redes sociales.

Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *